miércoles, 10 de marzo de 2010

MARRUECOS RESPONDE A LA UE CON MÁS REPRESIÓN



A la petición que la Unión Europea dirigió a Marruecos de "mejoras en la situación de los derechos humanos" en el Sáhara realizada este fin de semana, Marruecos ha respondido aumentando la represión, con una brutal intervención policial en la localidad del Aaiún el día de ayer, cuando diversos saharauis acudieron a recibir a una delegación que procedía de Tinduf. Las imágenes son elocuentes y también significativo el silencio de los representantes de la Unión Europea.



lunes, 8 de marzo de 2010

TOLERANCIA DE LA UNIÓN EUROPEA A LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS POR MARRUECOS

Con ocasión de la primera cumbre entre la Unión Europea y Marruecos, el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, informó del interés europeo en "ver avances" en el respeto de las "libertades fundamentales y los Derechos Humanos" por parte de Marruecos. Tal vaga declaración de propósito no impidió concluir acuerdos económicos que penden exclusivamente de la aprobación del parlamento europeo. Y al contrario de la hipócrita manifestación que en fechas recientes realizaron los representantes de la Unión Europea respecto de otro país, el resto de los derechos humanos de los marroquíes y de los saharauis que residen en el territorio ocupado no condiciona la política que en la zona adopta la Unión, guiada por intereses económicos. En este contexto, tales declaraciones no pasan de una retórica carente de contenido, que oculta la falta de compromiso de la Unión con los principios que integran la esencia de su constitución.

video


Intervención de A. Haidar en Granada:


Granada, 7 de marzo de 2010

Respetables participantes
Queridos amigas y amigos,

Permítanme expresar mis más sinceros agradecimientos a los organizadores de esta conferencia por haberme dado la oportunidad de participar en ella, así como mis deseos de que finalice su labor exitosamente y de que participe en la imposición del respeto de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Antes de mi intervención, debo presentar mis respetos y mi estima a todas las personas libres de este mundo y expresarles mi reconocimiento por su fuerza solidaria y valiente humanismo que obligó al régimen marroquí a resignarse ante la voluntad de la justicia y aceptar mi retorno a mi país, el Sáhara Occidental, sin condiciones, tras mi expulsión forzosa por parte de este mismo régimen a finales del año pasado en cumplimiento de sus abusivas directrices vengativas contra los activistas saharauis de derechos humanos.